5
DAYS
1. Use una línea hecha con tiza para marcar
perpendicularmente guías hacia el centro de
la habitación.
2. Deje el revestimiento posterior al
descubierto, coloque las baldosas desde el
centro de la habitación, hasta las paredes.
Después de colocar los azulejos, evalúe los
que se encuentran en los bordes exteriores y
decida si necesita cambiar todas las losetas
para evitar que las piezas de losas sean muy
delgadas una vez que ya estén recortadas.
3. Comenzando desde el centro de la
habitación*, quite el respaldo de su primer
azulejo y presione firmemente en su lugar.
Evite tocar el adhesivo: el polvo, la suciedad
y los aceites afectarán su resistencia.
Instale la siguiente loseta firmemente contra
el lado de la primera losa. Trabajando en una
cuarta parte de la habitación a la vez, aplique
las losas en un patrón de pasos.
4. Si es necesario, use un filo recto y una
navaja para recortar los azulejos para que
se ajusten, cuando llegue al borde de sus
paredes.
5. Use un rodillo de baldosas sobre todo el piso
para fortalecer la unión entre la baldosa y el
piso. Se recomienda un rodillo de 75 a 100
libras.

Summary of content (1 pages)